martes, 17 de enero de 2012

Bagels

 Hace ya más de dos años descubrí los Bagels. Me los sirvieron como desayuno en un restaurante de comida rápida. Venían con queso crema y mermelada de frutos rojos. No fue el sabor del pan lo que me gustó más ( ya que en ese lugar las comidas vienen congeladas y se descongelan en el momento) sino que fue su forma tan novedosa para mi. La verdad es que nunca antes había oído hablar de Bagels. Inmediatamente me puse a averiguar qué eran y descubrí que hacía el norte del planeta están muy de moda.
Aquí en el sur no se consiguen en las panaderías lo cual me obligó a intentar hacer yo misma Bagels caseros. Confieso que no son mi punto fuerte pero la práctica lo es todo así que continuaré preparándolos cada vez que tenga ganas de comer un pancito redondete y simpático.


Cuando investigaba qué eran los Bagel y cómo se preparaban no logré encontrar recetas que fueran iguales, es decir que en alguno sitios decía que llevaban huevos, en otros solo la clara... y así. 
Sinceramente no sé cuál será la verdadera receta de los Bagels pero la que yo utilizo es fácil y quedan muy ricos. Así que pruébenlos.

Ésto es lo que necesitan:


Como pueden ver comenzamos haciendo una corona con la harina y vamos agregando los demás ingredientes como se ve en la foto. La sal se coloca allí para que no entre en contacto directo con la levadura, de lo contrario la levadura podría impermeabilizar y así no leudarían nuestros Bagels.


Vamos agregando el agua tibia de a poco y mezclando todos los ingredientes.  La masa no debe quedar pegajosa, debe ser suave y a la vez no pegarse en las manos.
Ahora hay que sobarla hasta que quede lisa. Si quieres puedes hacerlo en una máquina. 
 Una vez que está lisa hay que dejarla descansar en un lugar tibio alejada de corrientes de aire hasta que duplique su volúmen. No olvides taparla con un lienzo para que no se seque la superficie.


Cuando nuestra masa está crecida y fofa debemos quitarle el aire que contiene y ya podemos dividirla en tantos pedazos como Bagels queramos hacer. A mi me salieron 4 grandes, podrían ser 6 medianos o muchos pequeñitos.


Para darles esta forma tan característica formé bollitos y con el dedo índice atravesé el bollito formando un orificio y de a poco, con cuidado de no romper demasiado la masa, agrandé el orificio. 


Ya están listos para volver a descansar tapaditos con un lienzo en un lugar tibio.
Espolvorea harina en la superficie donde vayas a colocar los Bagels así evitas que se peguen a la misma y pierdan su forma al intentar despegarlos.
Mientras esperas a que leuden enciende el horno a 200 grados Celsius y calienta aproximadamente 1 litro de agua y mantenla caliente para cocinar nuestros panecillos.


Cuando estén creciditos se verán así. Muy bonitos.

Cuando el agua esté hirviendo introdúcelos delicadamente para que no pierdan su forma. Pone el fuego a mínimo y cocínalos de cada lado por aproximadamente 1 minuto. 
A continuación los colocas en una placa para horno, previamente aceitada o engrasada.
 Si quieres puedes pincelarlos con clara de huevo y espolvorearlos con semillas de sésamo o girasol. O espolvorearlos con orégano u otra hierba o condimento. También quedan muy ricos con queso parmesano. Si prefieres que no tengan sabores simplemente pincelalos con huevo batido para ayudar a dorar y llévalos al horno. Sube el horno a 220 grados Celsius y cocínalos hasta que estén dorados, son aproximadamente 20 minutos.

Ya están listos!!! Ahora puedes esperar a que se enfríen... o puedes cortar uno rápidamente a la mitad y untarlo con mantequilla.
Yo no pude esperar... pero no le puse mantequilla...


le puse ricota y mermelada de duraznos... mmm.
A mi novio le gustó más con mantequilla y jamón, peor hay infinidad de rellenos.
Prueben y después me cuentan.

Ingredientes:
300g de harina (de preferencia 000)
25g de levadura fresca
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de sal
1 cucharada de aceite
3 cucharadas de leche en polvo
150ml de agua tibia


Si no tienen leche en polvo pueden utilizar leche común, sustituyen los 150 ml de agua por 150 ml de leche tibia y no le ponen leche en polvo.
También se le puede agregar sabores aquí, quesos, orégano, páprica, curry, canela, lo que más les guste.


Saludos V. Cake.
(Y un especial saludo a mi tío que hoy es su cumpleaños.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes alguna duda no dudes en preguntar :) Si crees que me equivoqué en algo, es probable que tengas razón :S, por favor corríjeme. Si quieres simplemente comentar algo ADELANTE! y gracias :)
Si prefieres consultar en privado siéntete libre de hacerlo : baking-love@hotmail.com