martes, 31 de enero de 2012

Hojaldre

Hola a todos!
Olá todo mundo!
Hi everyone!

Para hoy... hojaldre.

Cuando busco una receta en internet aparecen miles! Sí, ya sé que eso es lo bueno de la internet... pero ¿cuál de todas esas usar?  Eso fue lo que me pasó hace una semana cuando intenté hacer un hojaldre. 
Todo comenzó cuando me hice miembro de Whole  Kitchen, un sito que a mi ver está muuuuuuuuuuuuuuy bueno y que tiene 2 eventos todos los meses. Ellos proponen una receta dulce y una receta salada y todos los miembros las hacemos. Me pareció interesantísimo porque ( ya que es posible variar los ingredientes o los métodos de elaboración) cada uno termina haciendo la receta a su manera, con su toque personal y de esta forma se genera un intercambio de ideas, métodos y costumbres precioso.
Bueno como decía, me hice miembro de WK y la propuesta dulce de este mes eran Pithiviers, y para hacerlos necesitaba hojaldre. ( Al final no los hice porque habilitaron mi ingreso después de la fecha de publicación de la propuesta :( para el próximo mes será). 
Cuando vi que la propuesta llevaba hojaldre en seguida me puse a prepararlo porque hace mucho mucho tiempo que no hago hojaldre francés. 
Busqué consejos y recetas en la web porque quería que me quedará lo más perfecto posible. Después de leer cuidadosamente varios blogs me decidí por la receta que aparece en la página Directo al Paladar ( muy buena página por cierto, muy completa). 
Confieso que estaba muy preocupada por cuál sería el resultado de mi hojaldre porque aquí hace mucho calor, estamos en pleno verano. Pero al final todo terminó bien debido a las precauciones que tomé, cierto que tardé mucho tiempo en hacerlo, pero valió la pena. La satisfacción de hacer hojaldre casero y que salga precioso es tan grande que he prometido que nunca voy a comprar hojaldre pronto. Es como hacer un pan casero, es una de las mejores cosas del mundo :)

Ingredientes:
( click aquí para ir la página de la receta original)
500g de harina 0000
1 cucharadita de sal 
agua cantidad necesaria
200g de manteca

En un recipiente colocar la harina tamizada y la sal. Agregar agua bien fría hasta que se forme una masa firme, no demasiado dura pero que no se pegue a la mesada ni a tus manos. Llevar la masa a la heladera dentro de film para que no se reseque. El tiempo que debe estar en la heladera depende, por ejemplo yo la dejé hasta que quedó bien fría porque en mi cocina hacía mucho calor, si su cocina es fresca o están en invierno no necesitrá mucho tiempo de frío. Colocar la manteca entre dos láminas de film y estirarla en forma de rectángulo hasta que tenga 2 cm de espesor. Llevar a la heladera hasta que esté fría.
Una vez que la masa y la manteca están frías, colocamos la mas sobre una mesada espolvoreada con harina y la estiramos formando un rectángulo lo más perfecto posible, sobre una mitad del rectángulo colocamos la manteca, doblamos de manera que la manteca quede totalmente tapada y estiramos de 2 ó 3 cm de espesor. a continuación doblar la masa a la mitad nuevamente y estirar. Volver a doblar la masa y llevar a la heladera envuelta en film hasta que esté bien fría. Este proceso hay que hacerlo 2 veces más. Si te pasa como a mí que la masa se calentaba rápido y la manteca se me ablandaba demasiado, puedes llevarla a la heladera cada vez que la doblas, de esta manera demorarás más pero te aseguro que obtendrás buenos resultados. Incluso yo dejé la masa toda la noche en la heladera antes de doblarla por última vez. 
Cuando finalmente hiciste todo este proceso de estirado y doblado está listo!!! deja la masa enfriarse nuevamente en la heladera y ya puedes estirarla y cortarla ó formar lo que sea que quieras hacer. 
Yo corté con forma de corazón, estrella y flor y los pinté con huevo y les coloqué jamón en cubitos, queso rallado y aceitunas negras. Procura cuidar que lo que le coloques arriba no se queme. Si tu pieza es grande es conveniente colocarle las cosas un poco antes de sacarlas del horno.

Confieso que mi sorpresa fue enorme al ver que mi hojaldre había quedado igualito al de las fotos de internet :)

Datos útiles:

  • Antes de llevarla al horno es importante volver a ponerla en la heladera así cuando entra al horno el choque de calor es más grande. 
  • El horno debe estar muy muy caliente y precalentado.
  • Si vas a utilizar este hojaldre para hacer algún tipo de  pastel, que el relleno esté bien frío para el momento de colocarlo sobre la masa.
  • Pincela con un poco de huevo batido o yema para que tome más color. Si la pieza es grande pincela unos 5 minutos antes de sacar la pieza del horno para evitar que el huevo se quemen ya que si esto pasa podría dejar un sabor desagradable a tu masa.
  • Si la pieza es grande y está rellena debes vigilarla, cuando veas que el hojaldre ha crecido ( no sé si es este el término correcto pero se entiende ;)  ) baja un poco el horno para que la pieza se cocine bien sin quemarse.
  • Si tu hojaldre revienta, o sea mientras lo estás estirando la masa se rompe y sale manteca, debes parar de estirar, llevar a la heladera hasta que esté bien frío y continuar estirando con cuidado. No es para desanimarse a mi me pasó y aún así me quedaron preciosos.


Animense a hacer hojaldre con sus propias manos, no se arrepentirán.

 P.S.: a estos los llamé  cariñosamente Los Monstruos del Hojaldre porque los hice con los retasos


Adios, me voy a hacer unos muffins para la hora del té :)
V. Cake.

Sí... está mordido ...

miércoles, 25 de enero de 2012

Heladoooooooo!

          Helado, delicioso y fresco helado de frutas!




A veces, sólo a veces ( bueno muy muy seguido) me sucede que me dan ganas de comer algo dulce a media tarde. Por lo general cuando estoy viendo fotos de deliciosas comidas en internet o en algún libro. ¿ No les pasa?
Por suerte siempre encuentro algo en la heladera... en este caso en el congelador.
Este helado lo hice hace ya unos días y como rinde mucho todavía tengo :)

Mi abuela solía hacer este helado para Navidad pero luego perdió la receta y nunca más volvió a prepararlo. Por suerte yo encontré la receta hace unos meses entre un montón de recetas viejas!

Realmente me encanta como queda porque tiene un sabor muy natural y fresco. Me encantan los helados de fruta! Son mis favoritos!
Bueno, aquí va la receta y se la dedico a Katiane que me ha dicho que piensa aprender a cocinar leyendo mi blog... Ánimo Katy!

Para empezar colocamos en una licuadora los duraznos ( a mí me gusta dejarles la cáscara pero si no les gusta los pueden pelar), el azúcar, una pizca de sal, las claras y las cucharadas de limón.



Encendemos la licuadora y licuamos hasta que veamos que se ha formado una crema homogénea. Y listo! Sí, está listo! Coloquen la preparación en un bol con tapa que sea grande y llévenla al congelador por 3 horas.  



Al pasar las 3 horas retírenlo y le agregan la tapita de la bebida alcohólica que prefieran y lo baten ( si la preparación está demasiado congelada podría dañar su batidora así que esperen un poquito a que se derrita y lo baten). 



En este paso el helado va a aumentar su volúmen considerablemente es por eso que les dije que lo coloquen en un bol grande ;)



Ahora coloquen el helado nuevamente en el congelador por unas 5 horas o más. Hasta que esté bien bien frío.
Listo, ya pueden comerlo!


Quieren un poquito???

Ingredientes: 
 2 claras
6 cucharadas de jugo de limón
1 taza de azúcar
2 tazas de pulpa de fruta
 1 pizca de sal
1 tapita de una bebida alcóholica

Si quieren pueden agregar trocitos de fruta luego de haber licuado la preparación.
Pueden realizarlo con la fruta que más les guste a mi me encanta de duraznos y de manga. Pero podrían usar frutillas, arándanos, peras, ciruelas, moras...

Por favor no dejen de hacerlo ya verán que les encanta!
Saludos V. Cake.



 P.D.: el sábado estoy en tu casa Katy, para comer helado :)

domingo, 22 de enero de 2012

Merenguitos... dobles

Hola de nuevo! ¿les gustán los merengues secos? ¿Y si están unidos con dulce de leche? Genial! porque aquí les traigo la receta.



Son muy muy fáciles de hacer. Podría decirse que la dificultad de esta receta radica en la elaboración del Merengue Suizo. Para mí, es el merengue más fácil de hacer y es el que hago simpre. Por si alguno no sabe hacerlo, AQUÍ les dejo el link de un video en el que lo explican bien.

Ingredientes: 
3 claras
mismo volúmen de azúcar común que de claras*
1 pizca de sal
colorante vegetal - el color que más les guste
200g de dulce de leche

*Esto es, si es 1/2 taza de claras será 1 taza de azúcar.  Por éso lo mejor es medir las claras en una taza y simplemente colocar el doble de azúcar.

Colocar las claras y el azúcar en una olla de fondo grueso ( si no se cuenta con una olla de fondo grueso se puede hacer a baño maria como muestran en el video). 
Llevar a fuego medio y con una cuchara de madera no parar de revolver para evitar que las claras se cocinen.
¿Hasta cuándo hacemos ésto? Hasta que veamos que los granos de azúcar se hayan disuelto y la mezcla esté bastante caliente.
A continuación volcamos la mezcla en el bol de la batidora y agregamos la pizca de sal y comenzamos a batir. Es mejor hacerlo con una batidora de pie, así no nos cansamos porque ésto puede llevar unos 10 minutos.
Como dicen en el video, debemos batir hasta que la preparación comience a alcanzar la temperatura ambiente.
Y ya está!
El siguiente paso es colorear el merengue. También lo puedes dejar de color blanco.
Conviene colorearlo utilizando la batidora, es decir, coloca una pequeña cantidad de colorante ( si es en gel mejor porque es más concentrado; para colorear merengues evita utilizar el colorante líquido porque podría bajar la preparación si utilizas mucho) y enciende la batidora para que ella se encargue de mezclarlo. Puedes optar por mezclar poco y así te quedarian líneas de color, ó pudes mezclarlo bien para obtener un color homogeneo. La cantidad de colorante que uses va a depender del tono del color que desees. Te recomiendo agregar de a pequeñas gotitas porque si quieres hacerlo más intenso les agregas más color, pero si te pasas de tono no habrá solución ( a menos que prepares más merengue ).
Una vez que estés conforme con el color de tu merengue puedes colocarlo en una manga con la boquilla que más te guste y comenzar a formar estos simpáticos merenguitos.
Es conveniente formarlos sobre papel manteca o un tapete de silicona para poder despegarlos con facilidad cuando estén secos. Si no tienes ninguna de estas cosas puedes colocar bastante aceite vegetal en una placa y formarlos allí, el aceite debería evitar que se peguen.
Una vez formados los merenguitos los llevamos al horno que debe estar bien bien bajito s unos 100º C. porque deben secarse. Si el horno está a temperatura normal se dorarían y perderían su color. A demás queremos que queden bien secos por dentro.
¿Cuánto tiempo en el horno? Aproximadamente 2 horas, depende del tamaño de tus merengues, cuanto más grandes sean, más tardarán.
(Si no estás segura si tus merenguitos están prontos puedes tomar uno y probarlo comiéndolo... si estás ansiosa y quieres comer, también)


Cuando los merenguitos estén secos puedes unir dos poniendoles dulce de leche en medio. 


O ganche o alguna crema que te guste ( por ejemplo una deliciosa crema de limón ácida...).
Muy bien! Están listos para comer! ( Aunque seguro que hiciste como yo y estuviste comiendo desde que salieron del horno...)




Cosas que pueden ocurrir:
  • Si el merengue no subió y no quedó firme puede ser que algunos de los utensilios que utilizaste para preparlo tenían materia grasa. O bien puede haber caído un poco de yema a la clara en el momento que las separaste.
  • Si el merengue no está liso, tiene cristales de azúcar sin disolver es porque, ó bien el azúcar no es de buena calidad, ó no lo cocinaste lo suficiente.
  • Si miras los merenguitos y tienen un color amarronado es porque el horno está demasiado fuerte y se están quemando. Si no puedes bajar aún más la temperatura del horno prueba colocando una manopla en la puerta de modo que no cierre del todo.
  • Si cuando queiebras un merenguito está humedo o cremoso dentro, es porque no lo dejaste secar lo suficiente.
  • Si tus merenguitos están quebrados es porque el horno está demasido alto, bájalo o utiliza el truco del punto 3.
  • Si cuando terminas de formar los pares de merenguitos sólo tienes 20 es porque has comido demasiados antes de tiempo...
 
Es una buena idea colocar un montón de merenguitos en una cajita bonita y regalarlos. Al menos a mi me gustaría recibir un regalo así.
Bueno, espero que los hagan y les resulte tan divertido como a mí.



Saludos Verónica Cake. 

martes, 17 de enero de 2012

Bagels

 Hace ya más de dos años descubrí los Bagels. Me los sirvieron como desayuno en un restaurante de comida rápida. Venían con queso crema y mermelada de frutos rojos. No fue el sabor del pan lo que me gustó más ( ya que en ese lugar las comidas vienen congeladas y se descongelan en el momento) sino que fue su forma tan novedosa para mi. La verdad es que nunca antes había oído hablar de Bagels. Inmediatamente me puse a averiguar qué eran y descubrí que hacía el norte del planeta están muy de moda.
Aquí en el sur no se consiguen en las panaderías lo cual me obligó a intentar hacer yo misma Bagels caseros. Confieso que no son mi punto fuerte pero la práctica lo es todo así que continuaré preparándolos cada vez que tenga ganas de comer un pancito redondete y simpático.


Cuando investigaba qué eran los Bagel y cómo se preparaban no logré encontrar recetas que fueran iguales, es decir que en alguno sitios decía que llevaban huevos, en otros solo la clara... y así. 
Sinceramente no sé cuál será la verdadera receta de los Bagels pero la que yo utilizo es fácil y quedan muy ricos. Así que pruébenlos.

Ésto es lo que necesitan:


Como pueden ver comenzamos haciendo una corona con la harina y vamos agregando los demás ingredientes como se ve en la foto. La sal se coloca allí para que no entre en contacto directo con la levadura, de lo contrario la levadura podría impermeabilizar y así no leudarían nuestros Bagels.


Vamos agregando el agua tibia de a poco y mezclando todos los ingredientes.  La masa no debe quedar pegajosa, debe ser suave y a la vez no pegarse en las manos.
Ahora hay que sobarla hasta que quede lisa. Si quieres puedes hacerlo en una máquina. 
 Una vez que está lisa hay que dejarla descansar en un lugar tibio alejada de corrientes de aire hasta que duplique su volúmen. No olvides taparla con un lienzo para que no se seque la superficie.


Cuando nuestra masa está crecida y fofa debemos quitarle el aire que contiene y ya podemos dividirla en tantos pedazos como Bagels queramos hacer. A mi me salieron 4 grandes, podrían ser 6 medianos o muchos pequeñitos.


Para darles esta forma tan característica formé bollitos y con el dedo índice atravesé el bollito formando un orificio y de a poco, con cuidado de no romper demasiado la masa, agrandé el orificio. 


Ya están listos para volver a descansar tapaditos con un lienzo en un lugar tibio.
Espolvorea harina en la superficie donde vayas a colocar los Bagels así evitas que se peguen a la misma y pierdan su forma al intentar despegarlos.
Mientras esperas a que leuden enciende el horno a 200 grados Celsius y calienta aproximadamente 1 litro de agua y mantenla caliente para cocinar nuestros panecillos.


Cuando estén creciditos se verán así. Muy bonitos.

Cuando el agua esté hirviendo introdúcelos delicadamente para que no pierdan su forma. Pone el fuego a mínimo y cocínalos de cada lado por aproximadamente 1 minuto. 
A continuación los colocas en una placa para horno, previamente aceitada o engrasada.
 Si quieres puedes pincelarlos con clara de huevo y espolvorearlos con semillas de sésamo o girasol. O espolvorearlos con orégano u otra hierba o condimento. También quedan muy ricos con queso parmesano. Si prefieres que no tengan sabores simplemente pincelalos con huevo batido para ayudar a dorar y llévalos al horno. Sube el horno a 220 grados Celsius y cocínalos hasta que estén dorados, son aproximadamente 20 minutos.

Ya están listos!!! Ahora puedes esperar a que se enfríen... o puedes cortar uno rápidamente a la mitad y untarlo con mantequilla.
Yo no pude esperar... pero no le puse mantequilla...


le puse ricota y mermelada de duraznos... mmm.
A mi novio le gustó más con mantequilla y jamón, peor hay infinidad de rellenos.
Prueben y después me cuentan.

Ingredientes:
300g de harina (de preferencia 000)
25g de levadura fresca
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita de sal
1 cucharada de aceite
3 cucharadas de leche en polvo
150ml de agua tibia


Si no tienen leche en polvo pueden utilizar leche común, sustituyen los 150 ml de agua por 150 ml de leche tibia y no le ponen leche en polvo.
También se le puede agregar sabores aquí, quesos, orégano, páprica, curry, canela, lo que más les guste.


Saludos V. Cake.
(Y un especial saludo a mi tío que hoy es su cumpleaños.)

martes, 10 de enero de 2012

Bizcochuelo de limón

Hola de nuevo, hoy estoy esperando una gran amiga para tomar el té. Y para agasajarla voy a preparar una receta que inventé hace ya unos años. No se asusten que está aprobada.


Es un bizcochuelo de limón que queda muy muy fofo...


Lo primero que hay que hacer es batir los huevos con el azúcar y una pizca de sal hasta que queden espumosos. 


Ahora agreguen el aceite de a poco sin parar de batir.



En un bol a parte mezclar la harina y el polvo de hornear.


 También la ralladura del limón.


A la mezcla de huevos y azúcar agreguen tamizando la mezcla de los ingredientes secos.
Alternando con los secos agregar el juego de limón y el agua hirviendo. Mezclar con movimientos suaves.

 Este es el molde que usé, es de 22 cm de diámetro.


 Volcar la preparación y llevar a horno (precalentado) por aproximadamente 45 minutos en horno a 180 grados Celsius.

Ingredientes:
3 huevos a temperatura ambiente
1 taza de azúcar
1 y  3/4 tazas de harina
1/2 taza de aceite
1 cucharada de polvo para hornear
1 limón (jugo y ralladura)
1/2 taza de agua hirviendo
1 pizca de sal


Les va a encantar se los aseguro.

 (Me encanta esta espátula, me la regaló mi novio)


Por favor prueben la receta y luego me cuentan.
Saludos, Verónica Cake.

jueves, 5 de enero de 2012

Un dulce muy dulce

Les presento los famosos Brigadeiros brasileños, son sin dudas muy muy dulces ya que están hechos a base de leche condensada. Son como bombones, son muy ricos.


Y muy fáciles de hacer.
Todo lo que deben hacer es colocar la leche condensada en una cacerola y llevarla a fuego medio revolviendo siempre con una cuchara de madera.



Este proceso puede tardar porque lo que debemos lograr es que este ingrediente espese. Son aproximadamente 15 minutos aunque depende de la cantidad que estén haciendo.
Cuando la preparación hace burbujas, se separa del fondo de la cacerola y debemos hacer fuerza para seguir removiendo es porque está listo.  
Ahora debemos decidir si los vamos a querer de colores o si los dejamos así tal cual son.
Si decidimos colorearlos separaremos la mezcla en tantas partes como colores deseemos.


Agreguen en cada porción colorante apto para culinaria del color que deseen.
A continuación guarden la preparación en el refigerador hasta que al tocarla no se pegue a sus dedos y sea posible formar bolitas.
Ahora necesitarán muchos de estos: 

Formen bolitas del tamaño que prefieran, por ejemplo luego de haber probado la primera desearán que las demás sean gigantes.
Pueden enmantecartse las manos para facilitar el trabajo.
Pasa las bolitas por los confites.


Yo tenía confites de chocolate porque a un poco de mi leche condensada (antes de llevarla al fuego)  le agregué cacao amargo y así me quedaron de chocolate.

Si quieren ya puedes comerlos... o colocarlos en pequeños pirotines.


También pueden colocarlos en palitos como estos



Ya están listos!!!

Recomendación: hacer muchos.

Ingredientes:
Leche condensada 1 paquete (son 370g aproximadamente)
Confites de colores cantidad necesaria
Cacao amargo 3 cucharadas (si los quieres sabor chocolate)
Colorante comestible ( si los quieres de colores)
Pirotines de papel
Palitos plásticos o de madera

Que los disfruten, saludos V. Cake.




Bizcochitos de anís

Un día lluvioso... hay que hacer algo que alegre la tarde y cambie la suerte...


Para realizar estos deliciosos bizcochitos comienza tamizando la harina y haciendo con ella una corona en una superficie preferentemente de madera ( esto es para que la temperatura de la masa no baje y así resulte más fácil el leudado). Sobre uno de los bordes exteriores de la corona coloca la sal ( hacemos esto para que la sal no entre en contacto con la levadura ya que la impermeabilizaría y la masa no leudaría). En medio de la corona coloca la manteca que debe estar a temperatura ambiente y las semillitas de anís.
En un bol coloca la levadura desgranada con dos cucharadas de azúcar y agrega un poco de la leche que debe estar tibia, y remueve para que comience a disolverse la levadura. Ahora hay que dejarla descansar en un lugar tibio y sin corrientes de aire para que leude.
En otro reciepiente coloca los huevos y bátelos ligeramente, agrégale lo que resta de la leche tibia (no caliente, a temperatura de biberón) y el resto del azúcar.
Si la levadura leudó ya puedes colocarla en el centro de la corona e ir mezclándola con los demás ingredientes de a poco. No temas utilizar las manos que son la mejor herramienta en la cocina ya que nos indican la textura de la masa, con el tiempo aprenderás a reconocer con tus manos cuándo es necesario agregar líquido o harina a las masas o cuándo necesitan más sobado, o más tiempo de leudado.
Mientras mezclas la levadura con los demás ingredientes agrega la mezcla de leche, huevos y azúcar, debe ser de a poco porque según la calidad de la harina es la cantidad de líquido que lleva. Cuando la masa esté lo suficientemente húmeda y lo suficientemente seca como para sobarla para de agregar líquido. También es posible que te hayas pasado de líquido, en este caso, agrega harina de a poco para llegar a la consistencia deseada. Una vez logrado ésto debemos sobar la masa hasta que tenga aspecto liso. Recuerda que no debe ser una masa dura, si bien no debe pegarse a las manos, debe ser suave. Puedes agregar cucharadas de leche tibia para volverla más suave.
Luego de sobar nuestra masa es tiempo de dejarla leudar en un lugar tibio sin corrientes de aire, no olvides taparla con un lienzo para que no se seque. El tiempo de leudado depende de la temperatura del ambiente, si es verano tardará menos, debes esperar a que la masa duplique su tamaño. Estos tiempos de espera si bien son tediosos son los que nos aseguran una miga suave y esponjosa.
Una vez que nuestra querida masa haya crecido debemos desgasificarla, o sea aplastarla con las manos para quitar todo el aire que hay en su interior, no desesperes no ha sido un tiempo perdido, es realmente necesario hacer ésto. Ahora divide la masa en varios bollitos del tamaño que quieras tus bizcochitos ( recuerda que al final el bizcochito tendrá el doble o más tamaño que esos bollitos). A continuación debes decidir qué forma quieres para tus bizcochitos, yo hice bastoncitos a los cuales les doble las puntas en espiral para que se vean más simpáticos, también dice corazones y otras formas curvas. Si prefieres formas más tradicionales puedes simplemente hacer bolitas.
Una vez que tienes los bizcochitos armados colócalos en una placa enmantecada para evitar que se peguen. Recuerda dejar bastante espacio entre uno y otro porque crecerán bastante. Ahora tápalos con un lienzo seco y déjalos leudar nuevamente hasta que tengan el doble de tamaño. Mientras pone el horno a 170 grados Celsius y cuando coloques los bizcochitos súbelo a 180. Si tus bizcochitos son pequeños no tardarán mucho en estar listos, aproximadamene 20 minutos, de todas maneras debes vigilarlos.
Para saber cuándo están listos basta con mirar la parte inferior, si tiene color dorado ya los puedes retirar del horno.
Para darles un toque especial yo los pincelé con un almíbar con semillas de anís ( el cual preparé con 50% de agua y 50% de azúcar y le agregué semillas de anís apenas machacadas en mortero, esto lo cociné en una cacerola a fuego lento hasta que comenzó a espesar) de esta manera tienen brillo y más sabor.
 Ya están listos los bizcochitos de anís pronto para disfrutar con un té, un café o un chocolate caliente.
Si no te gusta el anís puedes sustituírlo por casi cualquier otra cosa, por ejemplo trocitos de chocolate, o pasas de uva, o cáscaras confitadas de naranja o limón, o lo que más te guste.


Ingredientes:
400ml de leche
12g de sal
60g de manteca
175g de azúcar
50g de levadura fresca
25g de semillitas de anís
3 huevos
1kg de harina

Seguro serán un éxito en tus tardes besos, V. Cake.